Sergio es el mayor de la familia formada por Don Miguel Ángel Vargas y Doña Aydalina Guzmán de Vargas, nació el 27 de Abril de 1936, fue matriculado en la Escuela Superior de Varones.

Al llegar a quinto grado y teniendo trece años le pidió a su papá que le enseñara el arte de la barbería. Don Miguel Ángel le suplicó que siguiera con sus estudios, pues estaba convencido de la inteligencia de su hijo, pero no hubo manera y para que no se quedara sin ningún oficio se lo llevó a “su taller” para que aprendiera las molestias que se experimentan en el oficio de barbero, con la esperanza de se desanimara y volviera a la escuela.

“El taller” del Maestro Vargas quedaba en la avenida central frente a la familia Mantilla. Allí tendría que aprender el arte de cortar el pelo, barba, etc., y sobre todo a lidiar y a esperar a los clientes.

Se pasaba horas enteras sentado en la silla esperando que llegara alguien a “pelarse” eso lo desesperaba, pero aprendió que ese tiempo debía de ocuparse en sacarle filo a la navaja. Inmediatamente Sergio se dio cuenta que era eso lo que le gustaba, tenía el carácter para ser barbero y decidió aprenderlo rápidamente y la mejor manera de hacerlo era practicando.